DONACIÓN CUADRO DEL GENERAL SIMÓN MARTÍNEZ

El 21 de diciembre de 2016 a la hora 18 en el Salón de Actos del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército, se realizó a partir de la hora 18, el acto de recepción de la pintura al óleo, retrato de cuerpo entero del General Simón Martínez, realizado por el reconocido artista plástico Juan Manuel Blanes. Restaurada y donada por los descendientes del referido General, esta obra, de cuidada factura, realizada  sobre los cánones clásicos del arte del retrato, representa al oficial de frente, con uniforme de Coronel.

 

El acto comenzó con palabras del Sr. Jefe del Departamento, Coronel Julio Collazo, seguidas de una reseña de la vida del General Simón Martínez a cargo del Cap. (Eq) Mag. José María Olivero. Luego de esto se descubrió la pintura y culminó la alocución la Química restauradora Claudia Barra explicando el proceso de recuperación de esta obra. A posteriori, se realizó un brindis de honor.

 

El retrato del General Simón Martínez  pasa así a enriquecer el acervo del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército y en especial del Museo Militar “18 de Mayo de 1811” que se encuentra en su sede contribuyendo en el conocimiento de la historia de una institución fundadora del Uruguay y que se ha forjado a lo largo de la historia de éste, como lo es el Ejército Nacional.

EL GENERAL SIMÓN MARTÍNEZ

UN GUERRERO EN UNA ÉPOCA VIOLENTA

Mag. José María Olivero Orecchia

 

El General Simón Martínez constituye un producto de su época, aguerrido, forjado en la lucha desde soldado hasta llegar al generalato, conocedor práctico de la guerra, pero también de los sacrificios que ella conlleva. Respetó a sus oponentes, contra los cuales luchó con un concepto de honor entre enemigos.

 

Su currículum, marcado por su acción en el campo revolucionario, en las Guardias Nacionales y en el Ejército de Línea, demuestra los avatares que debía sufrir quien sintiera vocación por las armas en ese Uruguay que se levantaba paso a paso en una independencia muchas veces signada por el conflicto.

 

Nacido en Montevideo el 28 de octubre de 1828, nace prácticamente con el Estado Oriental al haberse corroborado pocos días antes la Convención Preliminar de Paz. Por esta situación le tocó crecer cuando la República comenzaba su desarrollo y se formaban los partidos Blanco y Colorado, con sus luchas y pasiones.

 

Colorado por decisión, sus servicios remontan al año 1842 cuando se incorporó como soldado voluntario en el campamento del General Fructuoso Rivera en Paysandú, destinándosele a servir en su Escolta. Alférez de Guardias Nacionales el 16 de marzo de 1843, pocos días antes de la batalla de India Muerta, en la cual participó, debió luego de ella refugiarse luego en Brasil y finalmente en Entre Ríos.

 

En el exilio pasó a formar parte del Ejército del general argentino Urquiza, el 22 de julio de 1851 fue designado Teniente 2º de su Escolta llegando luego a Teniente 1°. En este período actuó contra las fuerzas sitiadoras de Montevideo del General Manuel Oribe.

 

El 16 de diciembre del 1853 se le dio el grado de Capitán de Guardias Nacionales. Diez años después, iniciada la Cruzada Libertadora del general Flores en 1863,  fue integrante de sus fuerzas. Fue ascendido a Sargento Mayor en el mismo campo del combate en la acción de Las Cañas, el 23 de julio de 1863; y cuando el movimiento obtuvo el triunfo Simón Martínez fue alta en el Ejército Nacional el 22 de abril de 1865.

 

Su nueva situación no significó un descanso, pocos meses después debe partir hacia  el conflicto en el Paraguay, De julio de este mismo año hasta febrero de 1866, participa en las fuerzas de caballería que mandaba el general Nicasio Borges en el marco del Ejército de Operaciones Oriental, actuando de Entre Ríos a Corrientes.

 

A su retorno, fue designado Jefe Político de Salto el 18 de mayo de 1866 cargo en el que permaneció hasta marzo de 1867.

 

A pesar del abandono de su puesto, se encontraba siempre dispuesto a la lucha. Se encontraba en la Villa del Salto cuando se produjeron en Montevideo los sucesos de febrero de 1868  destacándose y siendo felicitado en la Orden General del Ejército del momento por su acción ante un ataque del caudillo blanco Timoteo Aparicio, siendo promovido a Teniente Coronel con fecha 18 de febrero.

 

Iniciada la “Revolución de las Lanzas” entre 1870-72 por el mismo Timoteo Aparicio, Martínez volvió a la lucha sirviendo en el Ejército, obteniendo el grado de Coronel el 13 de julio de 1870. Entre sus acciones destacadas en la batalla del Sauce formaba en la extrema izquierda, bajo las órdenes del Coronel Hipólito Coronado, como jefe de la División Tacuarembó.

 

En 1875 fue designado primero Jefe Político y luego Comandante Militar de Paysandú, luchando contra la “Revolución Tricolor” iniciada ese año, siendo batido en la batalla de Palomas.

 

A pesar del entredicho, se apreciaba su capacidad, por lo cual en febrero de 1876 pasó a ser nuevamente Jefe Político de Salto donde permanece hasta junio de ese año.

 

Baja del Ejército Nacional en 1880 y considerado como un opositor al gobierno, pasó a Argentina, de donde retornó con una pequeña fuerza invasora en agosto de 1881. Rápidamente vencido el 17 de ese mes en el Cerro Vichadero, pudo sin embargo escapar hacia Brasil.

 

Retornado al Uruguay en 1883 en el marco de una amnistía gubernamental, retornó al Ejército Nacional donde continuó su brillante carrera siendo ascendido a General de Brigada el 23 de agosto de 1890 y a General de División el 17 de febrero de 1894.

 

Al adherirse al fallido motín del 4 de julio de 1898 debió nuevamente desterrarse a Argentina, siendo dado de baja del

Ejército en 1900, recuperando su estado militar en el gobierno de José Batlle y Ordoñez en 1903.

 

En esta situación el anciano guerrero fallece en Montevideo el 6 de diciembre de 1914.

 

Militar, con luces y sombras como todos los hombres, su derrota en Paloma en 1875 mostró un aspecto de su personalidad, reflejada por el investigador Coronel José Luciano Martínez.

 

Al mes de la derrota, llegado a Montevideo se entrevistó con el Coronel Latorre y el Presidente Pedro Varela, allí Latorre marcó su disgusto, mientras el Coronel Martínez planteaba su opinión:

“…el gobierno esperaba tener la suerte de tomar prisionero a Saldaña. Si esto sucede, Ud. hubiera recibido la orden de formar la guarnición del Salto, y, en el centro de la plaza, hacer lancear por la espalda al traidor Saldaña. Martínez que sintió la hidalga rebeldía de su alma rabiosa, le contestó: Sin embargo, amigo ministro, yo le hubiera agradecido que me relevase para no ser ejecutor. A lo que respondió Latorre con estas palabras: No olvide Coronel, que la traición, aunque este consagrada, es siempre traición.”

 

Hoy nos enorgullecemos de recibir la donación de su retrato de cuerpo entero, realizado por el eximio artista uruguayo Juan Manuel Blanes para ser exhibido en la sede del Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército y en su Museo Militar 18 de Mayo de 1811. La memoria de un general que supo participar de la historia uruguaya del siglo XIX se enlaza así con el museo que recuerda la historia del Ejército Nacional, institución viva, que aprecia su pasado, pero también se preocupa por su presente y se prepara para su futuro.

Eventos 2016 Museos en la Noche 2016

 

Departamento de Estudios Históricos

del Estado Mayor del Ejército

Paraguay 1241 esq. Soriano

Montevideo - República Oriental del Uruguay

Telefax (+598) 29001983

 

dptoeehheme@gmail.com

Privacidad

Aviso Legal

2000 - Primer Premio categoría “A” Pabellones Oficiales Expo Prado 2000 “Homenaje al Gral. Artigas”   Expo Prado

2003 - Mención especial en "Gestión Integral 2002" otorgado por el Ministerio de Educación y Cultura    Ministerio de Educación y Cultura

2004 - Premio: " Reconocimiento anual a la actividad Museológica" otorgado por ICOM Uruguay    Consejo Internacional de Museos

Colabora con la A.A.M.M.E.U. para el mantenimiento de los Museos Militares dependientes del Dpto. EE.HH. del E.M.E.